RETROcediendo en el tiempo #106: Circus Charlie (1986)

¡Bienvenidos al circo! Donde todos los sueños se hacen realidad. Charlie abre sus puertas a todos los fans de los payasos, trapecistas, equilibristas, animales feroces y de los monos. Los monos son importantes en la vida. Viendo a quien ejecuta el espectáculo, vivirás una estancia de los más divertida.

 

De las manos de Konami, nació este videojuego del género plataformas en 1984 en Estados Unidos, tanto para máquinas recreativas como para MSX. Posteriormente, salió a través del charco a nivel mundial para NES, Commodore 64, PlayStation, Nintendo DS y en la Consola Virtual. Por supuesto, algunas de estas versiones son remasterizaciones.

A lo largo de cinco pantallas diferentes, llevaremos a nuestro payasete por los escenarios de circo. Al igual que con Donkey Kong, al terminarlos volveremos a empezar, pero con mayor dificultad, hasta que se nos terminen las vidas. No encontraremos vidas extra en los niveles, pero podremos conseguirlas a base de conseguir puntos. Concretamente, a los 20.000, 40.000, 60.000 y 100.000. Y así, sucesivamente.

 

#1: El león y el fuego.

Montados en un león, saltaremos dentro de anillos de fuego, o sin él, grandes y pequeños y por encima de vasijas en llamas. La mejor forma de conseguir puntos aquí es aprovechar para saltar cuando tenemos una vasija debajo de los aros de fuego para conseguir puntos adicionales. Hay que calcular bien los saltos para no chocar con el fuego. Perderemos una vida al tocar alguno de estos objetos.

 

#2: La cuerda floja (ahora con monos 🙂 ).

Atravesaremos la cuerda floja de un extremo al otro. La dificultad está en que deberemos esquivar a los monos que van por ella en dirección opuesta a la nuestra. Hay dos tipos de monos: los marrones y los azules. Los primeros van a una velocidad normal y los segundos van más rápidos y saltan por encima de los marrones. Cuando esto último sucede, id con cuidado al saltar, pues nos quitan espacio para pasar. Perdemos una vida al tocar un mono.

 

#3: Un salto de pelotas.

En este nivel acabaréis hasta las pelotas del juego, nunca mejor dicho. El objetivo es bien sencillo. Hay que saltar de pelota en pelota hasta llegar a la plataforma final. ¿La dificultad? No todas los balones de playa que aparecen son para utilizarlos. Hay algunos que, si saltáis sobre ellos, el siguiente salto os hará caer al suelo. Podéis saltar de dos en dos, dejando un balón en medio. Es probar hasta dar con la combinación correcta. Lo bueno es que podemos ir hacia adelante y hacia atrás, por lo que podremos elegir mejor las distancias de salto. Se pierde una vida al tocar el suelo.

 

#4: ¡Cabalga, vaquero! (¿O sería caballero?).

A este caballo no hay dios que lo pare. Aquí solo es calcular bien el momento del salto para no darnos en la cabeza con los trampolines y ganar puntos con cada saltito. No es preciso saltar sobre todos los trampolines, pero entonces no conseguiremos tantos puntos. En ciertos saltos, si lo hacemos muy apurado, nos dejaremos un trampolín por tocar, es a lo que refiero. Cabe destacar que no están todos a la misma altura. Unos están más arriba y otros más abajo. Pierdes una vida al chocar contra un trampolín.

 

#5: Tarzan y las lianas.

La última prueba es al estilo del Circo del Sol. Debemos saltar de cuerda en cuerda hasta llegar al final. No van todas iguales, así que cuidado con saltar hacia delante demasiado pronto o demasiado tarde. Para ayudarnos un poco y que no sea tan difícil, tenemos unas camas elásticas que nos permiten saltar alto hasta las cuerdas por si no nos fiamos del momento en que saltamos y preferimos esperar a que llegue la siguiente cuerda y dirigirnos hacia ella. Aún así, cuidado con los saltos. Perdemos una vida al caer al suelo.

 

Mis conclusiones

Como veréis en el longplay de más abajo, tiene modo para dos jugadores, a nivel normal y difícil ambos. Vosotros elegís. Este título ha sido siempre uno de mis favoritos desde pequeña. Al ser tan colorido y tener una música tan feliz y tan «de circo» es ideal para que los niños pasen un rato bien entretenido y productivo. Este juego pone tu cerebro a prueba. Para los adultos es un reto, pues como nunca termina el juego hasta que perdemos todas las vidas, pueden intentar superar su récord continuamente, siendo cada vez más difícil e igual de adictivo.

Para que veáis que es posible terminar la primera vuelta, aquí tenéis el longplay de 7 minutos. No os quitará mucho tiempo.

https://www.youtube.com/watch?v=hI8uqBhYk2o?rel=0

Laura Ginestar

Todos dicen que soy friki pero yo me considero más bien otaku. Me encanta Kingdom Hearts, el gore, el shoujo y Vocaloid. Pienso que la vida sin anime, libros de fantasía o videojuegos sería MUY aburrida. Gracias a que en casa tenía una NES y al anime que se televisaba he podido conocer este mundo en 2D. No tengo preferencias en consolas y, para mí, lo más importante en los juegos no es que tenga unos supergráficos sino una historia que te llegue al corazón.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas