Madrid Games Week. A los mandos de una nueva generación

Madrid Games Week. A los mandos de una nueva generación

Un evento de tales características produce vértigo. No solo por las ganas y el entusiasmo en acudir a tal cita, sino por la responsabilidad de luego contarlo.

Era la primera vez en España, que las dos grandes máquinas de la nueva generación se iban a medir cara a cara. Ante todo, sabía que acudía con la duda existencial de cuál sería mi compañera de juego durante muchos años.

Lo primero, era conocer a mis compañeros de equipo en persona, Quique y José. Con el primero ya había pasado muchas tardes en foros, antes de que me planteara dedicarme a este hobby de una manera comunicativa e informativa… pero por unos mareos en el último momento, tuvo que esperarse hasta la tarde de ese jueves para retomar una odisea que os narrara en su artículo. José, decía que venía con muchos nervios, pero nos sorprendió con una espontaneidad bárbara, pidiendo entrevistas a diestro y siniestro; ¡Para mi quisiera yo esos nervios! Y luego estaba mi compañero Javy, con el que también había compartido algunos eventos, con su relajada serenidad por bandera. 

JAvy, Ismael y Jose . 21
 Empezando por la izquierda: Javy, Ismael y Jose    De izquierda a derecha: Ismael con Patrick Esteves y Quique

 

En la espera de recoger nuestra acreditación, nos esperaba nuestra primera sorpresa en Madrid Games Week; Conocíamos al que ha pasado a ser ,uno del equipo más: Cristian. Pues, en estos eventos donde tantos profesionales se reconocen, saludan y charlan; nosotros éramos extraños y primerizos como equipo, al igual que él. Por lo que se añadió a nuestra comitiva para disfrutar de aquel día de prensa en Madrid Games Week.

El día dedicado a los profesionales, fue un absoluto acierto. Nos permitió experimentar en todos y cada uno de los puestos de juego que estaban a nuestro alcance sin esperas, o de un tiempo ínfimo; Salvo la que ya os hemos relatado por activa y pasiva en el stand de Mountain, para probar las Oculus Rift. Animo a que en ediciones futuras, este día exclusivo siga presente, pues nos facilitó mucho el trabajo a la hora de poder tener una primera toma de contacto con todo lo que podíamos y queríamos ver.

Tenía claro, que mi primer objetivo era tomar una decisión. Xbox OnePS4PS4Xbox One. La verdad es que no se si salí con más dudas que con las que entré; Pero aunque he de ser honesto diciendo que las dos máquinas me dejaron con la boca abierta, la propuesta de Xbox One me pareció mucho más atractiva, por todas las novedades que nos mostró.

Stand de Xbox One . Stand de Sony
 A la derechaaaaa … ¡XBOX One!    A la izquierdaaaaa… ¡Playstation 4! 

 

Era la primera vez que mis manos manejaban un juego en Xbox One, y el elegido era Ryse: Son of Rome. Lo primero que me chocó, y que vengo experimentando desde que ví los primeros gameplays de estas nuevas consolas, es que no hay un salto tan palpable de generación a generación… hasta que lo manejas. Porque una vez que comienzas a comprobar todos los detalles del juego, la suavidad en el control y como todo un puzle va encajando pieza a pieza, un sudor frío recorre tu cuerpo indicando la grandeza de la máquina y el sueño de lo que será mañana; cuando las compañías avancen en la programación para ella. Tal vez, penséis, se deba a que me gusta mucho el tipo de película épica; pero es que lo mismo me ocurrió con Dead Rising 3, Forza 5… incluso con el Kinect Sport Rivals. Era palpable pero no contundente. Era evolución más que un salto abismal. Con otros juegos como Call of Duty Ghost, Battlefield 4 o FIFA 14, era con los que podías comparar con la consola que ya tienes en casa. Con Battlefield 4, por supuesto, ya que las versiones de la generación futura con respecto a la que nos deja, es como el día y la noche…completamente diferente. Pero en COD Ghost y FIFA 14, sí te asaltaban todos esos detalles nuevos que, al llegar a tu casa y en mi caso, jugarlos en mi Xbox 360, se comenzaron a echar en falta, causándote un pequeño desorden cerebral. Comienzas a ver tu vieja compañera de viaje y sus juegos con la perspectiva de que “algo falta”, ”algo falla”.

Espada de Link . Haciendo amigos
 Pasando un casting para el próximo Zelda XD    Haciendo amigos, así llegaban algunos al Domingo

 

En mi trayecto me dejé llevar por un compás comparativo entre PS4 y Xbox One, probando los mismos juegos en una y en otra buscando la diferencia que me obligara a rendirme; pero os confieso que en ese término, no la hallé. Algunos los disfruté más en una y otros en la otra, pero a groso modo, permanecí con la misma duda. 

En el stand de SONY Playstation, como juegos exclusivos de PS4, me encontré con Killzone Shadow Fall y DriveClub. El primero, me impresionó pese a competir con las propuestas de EA y Activision. DriveClub, el nuevo simulador de velocidad de SONY me dejó muy buen sabor de boca, siendo un híbrido entre simulador y arcade. Dos buenos juegos que me hicieron tener en cuenta PS4. El resto eran en su gran mayoría versiones para la Next Gen como NBA 2K14…¡Impresionante!, todos los citados para Xbox One y Assassin´s Creed 4: Black Flag. El último, por ser el que en estos momentos estoy disfrutando en mi Xbox 360, me causó un gran impacto por dos razones. Confirmar que la versión para la generación que dejamos se ha tratado con un mimo exquisito y que la versión para esta nueva generación que llega, aporta un grado de detalle espectacular. Sin duda fue el juego con el que más aprecie todo ese lujo de detalles… lo que supondría el cambio de generación con respecto a los juegos de hoy.

Mi cabeza estaba dando vueltas y vueltas. Quería convencerme y tomar una decisión firme. Disfrute de la minimáquinas recreativas de Matamarcianos.es, que me parecieron todo un invento y bastante asequible según el modelo que eligieras; Cumplí mi sueño de montarme en la cabina de un caza de combate real… bueno… en el sueño precisamente, me subía y lo pilotaba. XDD ; Probé la nueva entrega de Dark Souls 2, el cual veo algo más asequible a los humanos, y no tan diabólicamente difícil como su antecesor; Me quedé fascinado por lo que prometen las Oculus Rift; Me fotografié con alguna cosplayer guapa, más por ego que por presumir… ¿De qué?; Disfruté de la presentación de Ryse: Son of Rome, de manos de Patrick Esteves; Me encantó la presentación de Castlevania LoS 2, con Enric Álvarez y poder conocerle en persona; Disfruté del ambiente de miles de personas demostrando que los videojuegos no son una moda pasajera, sino un medio de entretenimiento que une a gentes diferentes y diversas; Disfruté Madrid Games Week… tanto de lo nuevo como de lo que dejamos atrás.

Ismael en un caza de combate

Sueño cumplido, ahora faltan las gafas y la cazadora de Top Gun

Al final de cuatro días agotadores, en que Javy y yo nos consideramos sombras errantes del evento, cual espectrales zombies salidos de Walking Dead… y voy a mojarme… creo que llegué a la conclusión de que mi compañera de viaje seria Xbox One. Tal vez porque los títulos que me presentaron como absolutas novedades, eran auténticos vende consolas; tal vez porque la familiaridad con la marca durante estos últimos años, me hizo ver que han seguido la senda y que, lejos de reafirmarse en su primera presentación, escucharon las quejas de los detractores evolucionando hasta un entendimiento.

Ismael con Enric Álvarez

Con Enric Álvarez. Dio una interesante charla sobre el próximo Castlevania LoS 2. Producto Made in Spain

PS4 no se queda atrás, para nada. Es una gran máquina, representada por una gran marca. Tal vez mi decisión hubiera quedado en el aire de haber presentado algún otro título exclusivamente, que no fuera similar a lo que ya conocemos… Tal vez Destiny o Watch Dogs de los que solo pudimos ver vídeos.
Lo que os dejo como conclusión, es que esta es mi opinión tras una estupenda feria, que asienta el evento como uno de los mejores de Europa… y que esperemos que con sus más de 52.000 asistentes, siente las bases para que siga con muchas ediciones más. La verdadera e inminente aparición en el mercado de Xbox One y PS4… la experiencia personal de sus gamers, serán la que nos dé el ultimo empujón para decidirnos por una o por otra.

Ismael González Rodríguez
Últimas entradas de Ismael González Rodríguez (ver todo)
A %d blogueros les gusta esto: