RETROcediendo en el tiempo #41: Shantae (2002)

RETROcediendo-en-el-Tiempo-41-Shantae-Game-Boy-color-Banner

En 2002, llegó al mercado una de las mayores joyas que ha habido para la plataforma de Nintendo Game Boy Color. “Shantae” es la primera entrega de una saga que, hoy en día, aún tiene títulos en desarrollo. Sumérgete en esta historia llena de color y de “vida”.

 

Este gran juego fue diseñado por Matt Bozon, desarrollado por WayForward Technologies y distribuido por Capcom en 2002. En su momento no tuvo mucho éxito porque coincidió con el “boom” de la Game Boy Advance que se lanzó un año antes, en 2001. Sin embargo, hoy en día, este es un título que es difícil de encontrar y además tiene un alto valor monetario en el mercado de segunda mano.

A pesar de las limitaciones de las consolas portátiles y más en esos tiempos –desde entonces hasta ahora han cambiado mucho tanto en fluidez como en calidad de imagen–, “Shantae” cuenta con unas fluidas animaciones con unos gráficos 2D bastante detallados.

Debido a que Matt Bozon era fan de “The Legend of Zelda” y a que quería conseguir un juego de plataformas que guste a todos, fácil de entender como todos los títulos de género plataformas y entretenido a la hora de conseguir explorar todas las zonas que esconde el mapa, esta entrega cuenta con ciertos guiños a sagas muy conocidas. Cuenta con elementos de “Castlevania” y “Metroid”, bailamos para transformarnos como cuando tocamos la ocarina en “The Legend of Zelda” y también hay bastantes referencias de “Wonder Boy”. Si conocéis estas series de videojuegos, notaréis la relación cuando juguéis a “Shantae”, si aún no lo habéis hecho.

santae - risky boots“Shantae es un semi-genio que se encarga de proteger una pequeña ciudad de pescadores. Acostumbrada a la paz de esa zona, cierto día encontró un poco de emoción cuando Risky Boots, la capitana de un grupo de piratas, atacó la ciudad para robar un prototipo de motor de vapor ubicado en el taller del cazador de tesoros Mimic. Al ponerse al día de todo lo sucedido, emprende su camino en busca de Risky por todo Sequin Land para recuperar el motor robado.”

La mecánica es bastante sencilla. Según vamos avanzando en la historia descubrimos nuevas formas de atacar y llegar a zonas todavía no exploradas. Gracias a la gran cola de caballo que tiene Shantae, podremos usar nuestro pelo como látigo para atacar a los enemigos que nos encontraremos por nuestro camino. Además de esto, la genio puede transformarse en animales para adquirir nuevas formas de atacar, defenderse y llegar a zonas antes impensables. Nos podremos transformar en 4 animales diferentes que conseguiremos al derrotar a los jefes de las mazmorras. En ocasiones, necesitaremos echar manos de transformaciones que ya conocemos de antes. Cabe añadir que, según en qué transformación tengamos adoptada en ese momento, nuestra fuerza y defensa varía. Esto resulta en poder causar más daño transformados en elefante que en mono, por ejemplo. Las transformaciones nos permiten lo siguiente:

  • Mono: podremos colarnos en lugares pequeños y trepar por las paredes.shantae - mono
  • Araña: podremos pegarnos a muchos decorados y movernos en 8 direcciones.shantae - araña
  • Elefante: nos permite romper paredes y suelos agrietados que de normal no podríamos.shantae - elefante
  • Harpía: nos permite volar.shantae - harpia

Mis conclusiones

Esta es una prueba de que, aunque se tengan recursos limitados, se pueden crear grandes cosas. Han sabido aprovechar todo lo que la Game Boy Color puede rendir y lo han hecho con una entretenida historia con horas de exploración. Además, visualmente está muy conseguido y es algo que también se agradece.

Con las transformaciones de Shantae aprendemos que podemos conseguir y/o aprender lo que nos propongamos si nos esforzamos constantemente. Una persona no nace sabiendo, mientras crece se hace.

El resto de detalles los iréis conociendo a medida que avanza la historia. Como siempre, os dejo un longplay con el juego completo para que conozcáis mejor qué nos puede ofrecer esta joya de la clásica Game Boy Color.

 

Laura Ginestar

Todos dicen que soy friki pero yo me considero más bien otaku. Me encanta Kingdom Hearts, el gore, el shoujo y Vocaloid. Pienso que la vida sin anime, libros de fantasía o videojuegos sería MUY aburrida. Gracias a que en casa tenía una NES y al anime que se televisaba he podido conocer este mundo en 2D. No tengo preferencias en consolas y, para mí, lo más importante en los juegos no es que tenga unos supergráficos sino una historia que te llegue al corazón.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas