RETROcediendo en el tiempo #4: Tetris (1988)

Retrocediendo-en-el-tiempo-4-Tetris-Arcade-Banner

En 1988, Alekséi Pázhitnov junto a Dmitri Pavlovski y Vadim Gerasimov desarrollaron el Tetris para poder jugar a un juego de tipo puzle con dos jugadores a la vez. Robert Stein, presidente de Mirrorsoft, se aseguró la licencia para poder distribuirlo. Al ver el juego en movimiento en el Atari ST, el programador Ed Logg solicitó que Atari Games lo licenciara. De este modo, nació este videojuego en una máquina recreativa que, a día de hoy, aún cantamos muchas de las canciones que sonaban con los rusos bailarines moviéndose al son de la música.

 

tetris arcade-2Un año después, en 1989, se lanzó una versión para la Nintendo Entertainment System (NES) con la marca Tengen que tuvo un gran éxito al ser una mezcla del original de NES añadiendo el modo simultáneo de dos jugadores de la versión arcade de Atari, entre otras novedades del momento.

Un par de datos curiosos sobre Tetris y su creador son que Nintendo retiró los derechos de Atari para publicar juegos en consolas del Tetris, pudiendo publicar solamente versiones arcade por problemas que hubo con una versión que lanzó Atari en 1989 bajo la marca Tengen sin la licencia de NES. Además, Pázhitnov no recibió derechos de autor hasta 1996, cuando fundó “The Tetris Company” junto a Henk Rogers, ya que era propiedad del gobierno soviético por ser quien lo distribuía, en aquel entonces.

También se aprecia que todas las “R” están invertidas horizontalmente, lo que le da un toque distinto, además del ruso bailarín que sale cada vez que superamos un nivel de dificultad –normalmente, cada 5 niveles– y los fuegos artificiales de la pantalla principal.

Este videojuego no tiene mucho misterio. No tiene un final como los demás juegos. Solo se termina el juego cuando mueres/pierdes. Se trata de dejar caer en tetris arcade-1la posición y localización correctas los tetriminos, que son figuras geométricas de 4 piezas –hay 7 en total–. Al completar líneas horizontales, van desapareciendo las piezas que corresponden a esa línea, cediendo espacio a las piezas que están por venir. Cuando llegas a tocar arriba del todo y ya no te caben más fichas –no puedes superponer dos piezas en el mismo sitio–, se termina la partida. Según vas avanzando, vas subiendo de nivel, esto es, los tetriminos van cayendo más rápido y tienes que completar más líneas para continuar avanzando el juego y subiendo aún más de nivel. Según vayamos avanzando por los niveles, veremos que la estructura donde se colocan los tetriminos y la información va cambiando de color.

Según el doctor Richard Haier, jugar al Tetris de forma prolongada puede darnos una actividad cerebral más eficiente. Al principio te aumentan la función y actividad cerebral, incrementando el consumo de energía y glucosa. A medida que vas jugando y te vuelves más hábil, el cerebro reduce su consumo de energía y glucosa indicando una actividad cerebral más eficiente. Además, jugar de forma moderada (30 minutos/día) durante 3 meses incrementa las funciones cognoscitivas como son el pensamiento crítico, el razonamiento y el procesamiento del lenguaje, elevando el espesor de la corteza cerebral.

En caso de excedernos, tenemos posibilidades de sufrir el Efecto Tetris, el cual nos hacer imaginar de forma involuntaria combinaciones del juego en la vida real; aunque esto puede ocurrir con cualquier juego que repita escenas o imágenes continuamente.

Mis conclusiones

Hasta ahora, los juegos que hemos analizado tenían una enseñanza. En este caso, no se puede sacar ninguna ya que es un juego en el que tienes que colocar cada pieza en su sitio, sin historia. Aún así, se le puede sacar beneficios a este videojuego.

Este juego requiere rapidez mental para saber dónde colocar cada pieza y a qué debemos darle prioridad al ir cada vez todo más rápido y, como suele ocurrir, tener menos espacio por tener piezas o trozos de ellas colocadas en nuestra “zona de juego”.

Por tanto, este juego ayuda a agilizar nuestra mente, enseñarnos a tomar decisiones bajo presión, nuestro cerebro trabaja al formar nuestra propia estrategia y también ejercitamos los dedos que, al fin y al cabo, también son parte de nuestro cuerpo y necesitan que se les dedique un tiempo al día. Está claro que nuestro cuerpo está en reposo, sentado sobre una silla, pero nuestro cerebro y nuestros dedos también se deben de ejercitar de vez en cuando –pero no siempre o en exceso–.

Para los que no conocíais esta versión del Tetris, aquí tenéis un video para que  sepáis como es. Seguro que os resulta familiar, al menos la musiquita:

https://www.youtube.com/watch?v=J27e7NrjJuE?rel=0

ACTUALIZACIÓN

Tenemos nuestro propio gameplay de este juego. Aquí lo tenéis:

https://www.youtube.com/watch?v=N45_mrExbg4?rel=0

Laura Ginestar

Todos dicen que soy friki pero yo me considero más bien otaku. Me encanta Kingdom Hearts, el gore, el shoujo y Vocaloid. Pienso que la vida sin anime, libros de fantasía o videojuegos sería MUY aburrida. Gracias a que en casa tenía una NES y al anime que se televisaba he podido conocer este mundo en 2D. No tengo preferencias en consolas y, para mí, lo más importante en los juegos no es que tenga unos supergráficos sino una historia que te llegue al corazón.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas