RETROcediendo en el tiempo #118: Batman. The Videogame (1989)

Bien es sabido por los jugones de la época que si había una película de éxito, a esta le acompañaba un videojuego basado en ella. Esta vez le toca a una de las obras de Tim Burton.

 

Sunsoft, una de tantas empresas que tuvo que cerrar por altos costes según iban saliendo nuevas generaciones y entre otros motivos, es la que estaba al mando de la creación  de este título. Fue publicado en 1989 en “exclusiva” para NES de Nintendo. Posteriormente fue llevado a su versión portátil, Game Boy. Se podría decir que hay una versión para Sega Megadrive, pero esta sufrió varios cambios para que no se asemejara con la versión de Nintendo, ya que esto ocasionaría problemas legales por las normas de exclusividad de Nintendo. Sunsoft también estuvo a cargo de este otro título y en ambos casos la música fue compuesta por Naoki Kodaka.

Tráiler de la película en que se basó el videojuego↓

 

Bruce Wayne busca justicia por la muerte de sus padres. Sabe que el culpable es el Joker, el cual se encuentra en lo alto de la Catedral de Gotham. Bruce, bajo el sobrenombre del Caballero Osucro cuya verdadera identidad es desconocida, emprenderá su camino como Batman.

Volviendo a la entrega de la que hablamos hoy, la de sobremesa de 8 bits de Nintendo, tenemos a nuestro alcance tres armas diferentes a parte de la opción inicial de usar nuestros puños, desde el primer nivel. Estos son: una pistola muy larga, estrellas ninja y unos batarangs de los chinos -no tienen forma de murciélago, pero aceptamos barco como animal de compañía-. Esto es lo que lleva Batman en su cinturón de herramientas. Para ir cambiando de arma, incluyendo los puños, apretaremos START. Para poner pausa se utiliza el botón SELECT. Porque así está bien.

Como bien sabemos, el mando de NES solo cuenta con dos botones de acción, los cuales sirven, en este caso, para saltar y atacar. Necesitamos medir muy bien nuestros saltos, golpes y pasos si no queremos terminar pronto con la Novia Cadáver. También tenemos la opción de saltar sobre las paredes -gracias-. La dificultad del juego es bastante alta. Pueden aparecer enemigos de cualquier parte y debemos saber qué arma utilizar con cada uno a tiempo para que no nos golpeen. Deberemos lidiar con ello durante 5 niveles. Al final tendremos dos jefes: primero, contra un ciborg y por último contra el Joker. Pero antes de llegar hasta nuestro favorito -creo que me equivoqué de película-, tendremos una ronda de enemigos bien calentitos recién salidos del horno mientras trepamos hasta lo alto de la catedral.

 

Mis conclusiones

Ensayo y error son primordiales para poder ver el final de este videojuego al menos una vez en la vida. Con mucha paciencia y dedicación se puede conseguir. Algo muy importante en el día a día. Esta clase de títulos son los que otorgaron a las entregas de la época, de los 80′ sobretodo, la etiqueta de “difíciles”, de todo un reto para el jugador. A pesar de ello y de asemejarse muy poco a la película, Batman tuvo muy buen recibimiento y ahora es considerado una joya de la consola.

Laura Ginestar

Todos dicen que soy friki pero yo me considero más bien otaku. Me encanta Kingdom Hearts, el gore, el shoujo y Vocaloid. Pienso que la vida sin anime, libros de fantasía o videojuegos sería MUY aburrida. Gracias a que en casa tenía una NES y al anime que se televisaba he podido conocer este mundo en 2D. No tengo preferencias en consolas y, para mí, lo más importante en los juegos no es que tenga unos supergráficos sino una historia que te llegue al corazón.

También te podría gustar...

Deja un comentario