RETROcediendo en el tiempo #113: Adventure (1978)

Uno de los títulos estrella de Atari 2600 y con doble sorpresa en el mercado por aquel entonces. Es un juego que a día de hoy también te puede sacar unos buenos ratos, aunque es corto para lo que estamos acostumbrados hoy en día. Sin embargo, siempre podemos probar los tres niveles de dificultad y poner nuestras propias reglas al jugar para variar un poquito, como tener X tiempo para terminar o que los dragones no nos puedan tocar ni una vez.

 

El easter egg en todo su esplendor

Adventure se publicó en 1978 para Atari 2600, un año después del lanzamiento de esta consola de 8 bits. Es considerado como el primer videojuego de la historia de acción y aventura introduciendo, como guinda del pastel, exploración. Podemos ir por donde queramos, no se nos marca un camino. Solo que debemos saber qué caminos son los correctos y cuáles son un pasillo sin salida. También fue el primero en introducir un huevo de pascua, el cual nos muestra el nombre del creador del juego. Así sabremos a quién agradecerle la creación de Adventure, el cual marcó un antes y un después. (¡GRACIAS, consulta la captura de pantalla… Warren Robinett!)

Este easter egg se desbloquea llevando un píxel, literalmente, escondido en uno de los laberintos de los diferentes castillos que encontramos en el juego -por eso nos dan tanta llave-. Para llegar a esa zona y cogerlo, necesitaremos el puente lila que nos “facilitan” y ese píxel nos abrirá la puerta que es una de las barreras que encontramos al inicio del juego en el nivel de dificultad 2, que elegimos antes de empezar a jugar. No os voy a detallar más porque es mejor descubrirlo por uno mismo o con el siguiente vídeo (¡ups! este video no debería estar aquí. No habéis visto nada. Yo no lo he puesto):

https://www.youtube.com/watch?v=XxgEYYIXRGk?rel=0

 

Como somos unos machotes de pelo en pecho, vamos a coger nuestras “virtudes” y adentrarnos en un castillo desconocido del que hemos oído que hay un objeto valioso en él. Se trata de un cáliz, pero está custodiado por tres dragones con mucha hambre y con ganas de compañía desde hace mucho. Tienen un hogar para nosotros, pero no es el que nos gustaría… Ya me entendéis. ¿Seremos capaces de llegar hasta el cáliz sin terminar “siendo uno” con algún dragón?

Ese cuadradito somos nosotros. ¿Y esa fusión de pato con caballito de mar? Eso es el dragón. Sí.

“Adventure” es para un solo jugador, pero tiene 3 niveles de dificultad -¿Queríais variedad? Tomad tres tazas 😀 -. En las habitaciones encontraremos llaves de colores para abrir los castillos con el respectivo color, una especie de hoz que en realidad es un imán, una espada para defenderse de los dragones -yo al principio pensaba que era una flecha o una llave extraña. No preguntéis- y el puente para atravesar paredes -cruzar paredes sin necesidad de morir. ¡Menudo lujazo!-. Por supuesto, también tenemos el cáliz, fácilmente diferenciado por su destello arco iris, como yo le llamo.

Por si os interesa, los enemigos tienen nombre y personalidad, como los fantasmas de Pacman:

  • Yorgle: el dragón amarillo que le teme a la llave amarilla y se alejará de ella. Custodiará el cáliz si lo encuentra. Sino, deambulará de un lado para otro o ayudará a los demás dragones a cuidar sus posesiones. Es multiempleado y un buen compañero.
  • Grundle: el dragón verde que custodia el imán, el puente, la llave negra, y el cáliz. Este es el que más toca las narices para mí, por mi experiencia en el juego.
  • Rhindle: el dragón rojo, el cual es el más rápido de los tres y el más agresivo. Custodia la llave blanca y el cáliz.
  • Knubberrub: el murciélago al que odiaréis el resto de vuestra vida, el cual nos hará la vida imposible con la compañía de los dragones para conseguir ver el easter egg.

 

Mis conclusiones

Abre la imagen para verla más grande (en inglés).

Este juego es un MUST, como lo llaman hoy en día. Es parte de la historia de los videojuegos y debe ser probado por todos los jugadores (de la generación que sea) del mundo para saber qué había en los inicios y cómo ha ido evolucionando el sector. Marcó un antes y un después en el género de aventura, es el padre de muchos videojuegos que nos encantan con mundo abierto y fantasía, y de esos huevos de pascua que tanto nos gustan -a mí, la primera-. Eso es algo que se debe valorar y, una vez que conoces el laberinto, no te quita mucho tiempo. En 15 minutos terminas perfectamente el primer nivel de dificultad. Es increíble que con tan poco espacio pudieran conseguir tanto.

Para los niños de la actual generación, tengo una curiosidad extra. Si habéis visto la serie de dibujos animados “Clarence” puede que os suene un capítulo en que padre e hijo están jugando a un videojuego muy minimalista de aventura mientras Belson les está robando luz eléctrica sin que sepan quién lo está haciendo. El videojuego con el que tanto están disfrutando es este, pero con algunos cambios. Por ejemplo, que tiene muchas pantallas que explorar, cuando Adventure sabemos que tiene pocas (en comparación) y su objetivo es bien sencillo.

La emoción con la que vive la familia el juego es con la misma que deberíamos vivirlos todos, unidos en casa, disfrutando de una tarde de lluvia con palomitas, refrescos y un buen puñado de diversión. No es necesaria una entrega de última generación con la consola que solo tienen los más afortunados con una pantalla enorme para tener una de las mejores tardes. Mis mejores tardes han sido en buena compañía con una consola retro en una noche de lluvia jugando en una pantalla de tubo pequeña y no precisamente con la mejor calidad de imagen posible -estaba viejita, pero todavía iba. ¡Aún respiraba!-.

https://www.youtube.com/watch?v=LQZDRELOqoI?rel=0

Laura Ginestar

Todos dicen que soy friki pero yo me considero más bien otaku. Me encanta Kingdom Hearts, el gore, el shoujo y Vocaloid. Pienso que la vida sin anime, libros de fantasía o videojuegos sería MUY aburrida. Gracias a que en casa tenía una NES y al anime que se televisaba he podido conocer este mundo en 2D. No tengo preferencias en consolas y, para mí, lo más importante en los juegos no es que tenga unos supergráficos sino una historia que te llegue al corazón.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas