Juego recomendado: The Longest Journey

You see, señorita, mystery is important.

Hace casi quince años que jugué por primera vez a esta maravilla. No busques entre estas palabras un análisis objetivo de un juego de 1999, sino un homenaje a este título imprescindible para cualquier amante del arte, obra del noruego Rangar Tørnquist. Y digo bien con “cualquier amante del arte” porque, seas o no jugón, novelista o amante de la literatura, no sabrás lo que es la virtud de crear un videojuego hasta que no hayas vivido el viaje más largo.

Es una aventura gráfica estilo point and click que aúna la maestría de cómo narrar una historia ingeniosa con una belleza gráfica que sigue manteniéndose en el tiempo, algo hartamente difícil debido a la obsesión ojeriza de las 1080p y los 60 frames por segundo. Me aventuro a afirmar que este juego es compatible con cualquier ordenador, así que no tienes excusas para no disfrutarlo.

..

..

The Longest Journey transcurre en 2209 y narra la historia de April Ryan, una joven estudiante de Bellas Artes que descubre la existencia de otro mundo paralelo al nuestro: Arcadia. El común de los mortales vivimos en Stark, nuestra Tierra, dominada por la ciencia y la lógica, mientras que el otro mundo está regido por la religión y la magia. Existe un Equilibrio (quien haya disfrutado del juego entenderá por qué lo escribo con la inicial mayúscula) entre los mundos gemelos, reflejando la separación entre la caótica magia y las rígidas leyes de la ciencia, que nuestra protagonista tiene que ayudar a mantener porque la división entre ambos está empezando a desvanecerse.

The Longest Journey

¿Hola? ¿Hola? Esto… ya han pasado mil años. ¿HOLA?

Si decides sumergirte en esta epopeya tienes que entender que lo que vas a encontrar son largas conversaciones, multitud de personajes encantadores cuya existencia no te dejará indiferente, mil y un comentarios mordaces que avivarán tu razonamiento y te arrancarán más de una sonrisa de admiración y algún que otro puzle en medio del relato que te obligará a rebanarte la mollera (y, créeme, porque quince años después, pasándome el juego, MI juego, por tercera vez, aún me quedé bloqueado en un par de ocasiones).

Puestos de Marcuria

¡Claro que soy Cuervo! ¿A cuántos pájaros conoces con este tipazo y sentido del humor? 

 Es un juego tranquilo, pausado, que puedes jugar en compañía sentado en el sofá del salón, con un buen vino o una taza de café, lo que sea lo tuyo, y, si es en invierno, con una buena mantita y algún gato dormitando regocijándose porque hayas encontrado algo que te deje tan absorto durante buenas horas a lo largo de los días. Para mí The Longest Journey es como una buena novela racionalmente fantástica que te imbuye de una inmersión más allá de lo que el negro sobre blanco de unas páginas permitiría acompañada de una banda sonora magnífica.

 

 Si todavía te preguntas qué tienen los videojuegos que atraen a tantísima gente y crees que solo abarcan el sector de los deportes, conducción o tiros, haznos y hazte un favor y adquiere The Longest Journey. Si no tienes un buen nivel de inglés no importa, porque FX Interactive hizo un gran trabajo con la edición y doblaje al castellano. Y si eres exquisito, como es el caso del que escribe, y un poco habilidoso, puedes hacer una mezcla entre la versión en castellano y el audio en inglés que encontrarás en cualquier web, pudiendo saborearlo en versión original con subtítulos e interfaz y textos en castellano.

No encontrarás acción desenfrenada ni palabras que se atropellan mientras la adrenalina sube porque no sabes qué tienes que hacer a continuación pero tienes que resolverlo ya si no quieres perder la partida. En este juego no existe la muerte ni el game over. Siéntate, relájate, dosifica la bondad que sale de la narración y disfruta de jugar a un buen libro (parafraseando la fórmula utilizada para vender Siege of Avalon, otra maravilla narrativa pero para jugadores más experimentados).

Doy gracias siempre porque este juego haya sido creado, porque me atrajo a un mundo maravilloso que desde fuera no parece tan profundo. Si tras esta recomendación sincera decides darle una oportunidad jamás te arrepentirás por haber invertido el tiempo en jugar, y a mí me harás la persona más feliz del mundo, porque habré podido ayudar a mantener presente esta auténtica obra de arte que debería figurar hasta en la biblioteca del Pueblo Oscuro.

Y ahora dejo las teclas de mi escritorio aparte para volver al salón y coger el teclado y el ratón inalámbricos y empezar con la secuela de este prodigio, Dreamfall: The Longest Journey, publicado en 2006, para refrescar la memoria antes de que este otoño de 2014 me envíen a casa el primer volumen de la tercera parte, Dreamfall Chapters; porque la saga continúa.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=fpY1zEkOznY]

 

 

Javier Sánchez

Amante de los videojuegos, y más que de ellos, de sus historias y guiones. Psicólogo de profesión con sueños de creación literaria. Seguidor incondicional de Ragnar Tørnquist, que me atrajo a este mundo gracias a su maravillosa saga "The Longest Journey", el súmmum de todo lo que me apasiona. Jugador de PC la mayor parte del tiempo, y habitante asiduo en cualquier MMORPG ^_^
Javier Sánchez
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas