Análisis: RUNONCE (remember_me)

Banner con mensaje del bichito

 

RUNONCE es un juego que solo puedes jugar una vez. Desde que lo abras hasta que lo cierres, un curioso ser te acompañará y juntos divagaréis sobre la vida, la felicidad y muchos otros temas profundos. Cuando lo cierres, este ser morirá. Para siempre.

Si en algo destacan los videojuegos como arte es en su capacidad de conectar con el individuo que lo consume, de producir una empatía y unos lazos que se mantienen en la memoria por largo tiempo. Esto es gracias a la capacidad que el usuario tiene de interactuar con el universo del juego, que facilita entender a sus personajes y permite que sea él quien decida, en muchas ocasiones, el devenir de su historia.

En esta ocasión presentamos «RUNONCE (remember_me)», un pequeño indie disponible para Windows y MacOS. Este juego tiene algo especial, pues solamente puede ser jugado una vez. Cuando lo abrimos nos encontramos con un ser muy mono que se dirigirá a nosotros y nos hablará de lo que se le pase por la cabeza.

Su jugabilidad es más bien sencilla, pues nosotros nos limitaremos a escucharle y responder a algunas de sus reflexiones. También se moverá por la pantalla, empujando la ventana en la que se encuentra confinado. A veces nos pedirá que guardemos por él algún archivo en nuestro ordenador, tratándose estos de imágenes, sin más relevancia que ser un recuerdo para nosotros.

Lo curioso viene cuando decidimos despedirnos de nuestro nuevo amigo. Pulsamos el botón de cerrar pero él nos dice que no, que quiere estar un poco más con nosotros. Ante nuestra insistencia, se denota cierto nerviosismo y nos comunica que no quiere irse, porque si se va nunca podrá volver. No quiere desaparecer para siempre.

Imagen post-mortem del personaje.
Nuestro amigo nos deja imágenes como esta tras su muerte

Es fascinante como este bichito consigue generar tanta empatía con el jugador de una forma tan rápida. Las conversaciones con él son, cuanto menos, interesantes, y nos hace reflexionar en más de una ocasión. Pero entonces llega el momento de la despedida, y él no quiere marcharse. Al final no nos quedará más opción que dejarlo morir cuando llegue el momento de apagar nuestro ordenador. Tenemos su vida en nuestras manos, y nosotros seremos quienes decidamos cúanto va a vivir.

Cuando volvamos a abrir el juego nos encontraremos con una tumba, la suya, donde se indica el momento de la muerte. Se nos encoge el corazón sabiendo que nunca más le volveremos a ver, y lo único que nos queda de él son las fotos que nos ha regalado.

El juego no cuenta con música, pero sí con algunos efectos de sonido. Además, la voz de nuestro querido -y fugaz- ser está doblada a inglés, y hace unos ruidos muy divertidos. Es totalmente gratuíto, y recomendamos encarecidamente jugarlo, pues se trata de una experiencia única.

Os dejamos aquí un pequeño vídeo con una partida completa de RUNONCE (remember_me):


Imagen de portada

Nombre: RUNONCE (remember_me)

Creador: alienmelon

Precio: Gratuíto

Descarga: Windows/MacOS

Javi Camacho

Estudiante de Ingeniería Informática. Apasionado de los videojuegos (pero más de construirlos). Amante de los roguelites, los futuros tecnológico-apocalípticos y el buen rock progresivo. Puedes echarle un vistazo a mi proyecto de estudio indie aquí: www.twitter.com/TEAteam_.
"Si te limitas a esperar, no esperes que pase nada".
Javi Camacho

Latest posts by Javi Camacho (see all)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas