Juego “malo”: Duke Nukem Forever

Duke Nukem Forever…¡Ay, Duke Nukem Forever!
La verdad es que un juego que tarda 14 años en llegar a salir a la luz, se mira con lupa. Más, tratándose de uno de los personajes mas carismáticos del mundo de las consolas. Ha pasado por las manos de 5 compañías y al final… un largo final cargado de previas cancelaciones, llego a nuestras manos.
No es un juego de esta generación de consolas. Parece que 3D Realms y Gear Box, las ultimas manos que lo tocaron, se dedicaron a ensamblar toscamente lo que las anteriores compañías habían hecho. Controles bastos, gráficos a veces mareantes y fuera de la tónica de los juegos que salieron a la par de el…
He de confesar que tras ver la primera fase del juego, mi otra neurona estuvo tentada de devolverlo en la tienda.

Pero… ¡Amemos a los videojuegos!, ya que parece que hemos gastado el dinero en algo que no nos convence, ¿Por qué no buscar lo bueno que guarda en el?

Y he ahí, el momento en que Duke sale a la palestra a rescatar el juego. El tío mas chulo y burro de los videojuegos. Alguien capaz de reírse de su propio videojuego (y doblado al castellano, que es de agradecer)”¡Joder!…Después de 14 años no me va a gustar…”. En ese momento, cuando empiezas a oír las burradas y gracietas del propio Duke… es cuando se produce la magia, y debes obligarte a terminarlo.
Recuerdo que la broma sobre Halo, cuando un soldado le ofrece una armadura a Duke, idéntica a la del Jefe Maestro, este responde algo así como “¿Armaduras?…¡Eso es para nenazas!” y a continuación, puedes ver la armadura; me provocó un ataque agudo de risa.
Otro punto a favor son los enfrentamientos con los jefes finales… ¡No están mal!
Vale que no sea el juego perfecto; es un juego de antigua generación. Yo diría mas bien una versión HD de esas que corren hoy en día. Las revistas se despacharon con el plenamente. Pero he de elogiar que algunas, le dieron el aprobado por tratarse del personaje que se trataba.
Yo, Duke Nukem Forever, solo se lo recomendaría a los viejos jugones o a personas de mente abierta que quieran reírse… incluso de ellas mismas. No fue el juego que todos esperábamos tras 14 años; pero si guarda el alma “sinvergüenza” que todos deseábamos y conocíamos.
¿Le daréis una oportunidad?

También te podría gustar...

Deja un comentario