Mi Querido Enemigo

¿Quién no recuerda o ha jugado alguna vez al famoso juego de mazmorras Gauntlet II? ¿Quién no ha dudado entre los cuatro personajes disponibles: Guerrero, Mago, Elfo y Valquiria? ¿Y quién no ha dicho alguna vez eso de “un nivel más que ya queda poco para el final”?, que ilusos.

¡Al ataque! 

Pero no os voy a hablar de cómo era el juego, de su jugabilidad o su calidad gráfica. Os voy a hablar de uno de los enemigos más originales y “puñeteros” que haya conocido. Si ReLivers, os voy a hablar de “IT”.

Y muchos pensareis ¿eso que es? ¿no era un libro de Stephen King? ¿te lo estás inventando? Ya conocíamos a la muerte del primer gauntlet, que como no tuvieras una poción te quitaba energía más rápido que el gobierno sube los impuestos. Pero este es peor. Además de indestructible, mejor que no te toque. ¡Huye en cuanto lo veas! ¡Tapona a tu colega para que le toque a él! ¡No mires atrás! ¿Y por qué? Porque en cuanto te tocaba todos los enemigos, y cuando digo todos ya sabéis la cantidad que se podía juntar en pantalla, iban derechitos a por tí. Daba igual que jugaran cuatro jugadores, ellos solo te veían a tí. Algunos pensareis que tampoco es para tanto, que vaya enemigo más cutre, pero es que hay más. Si el “infectado” por el IT tocaba a un compañero de aventuras, los efectos le pasaban a él.

Lista de enemigos. La bolita de fuego es nuestro querido amigo IT

 

Imaginaos una pantalla llena de enemigos, cuatro colegas eliminando cientos de enemigos, y de repente, aparece el IT. Salida en tromba de los cuatro ¡Apártate que tengo menos vida! ¡Corred a buscar la salida y pasad de matar monstruos! ¿Poción, alguien tiene una poción? Solamente falta Gandalf y su “¡Corred insensatos!”.

Pero claro, entre tanto barullo y confusión el IT tocaba a un compañero ¡Mierda, por qué siempre a mí! ¡Ayudaaaaaaa! ¡No os escondais y destruid los generadores de monstruos! ¡Usad la dichosa poción de una vez! ¿Dónde está la salida? Y mientras pasa todo eso, tu compañero infectado te persigue, te acorrala y finalmente te pasa la maldición. Un corre-que-te-pillo medieval en toda regla. ¡Serás @#€*! ¡Pero yo que te he hecho! ¡Como te coja te acuerdas! Y cientos de improperios y amenazas más, hasta que finalmente aparece la ansiada salida y corriendo como alma que lleva el diablo, en este caso el IT, escapaban de la mazmorra.

 

¡Animo chicos que solo nos quedan 80 niveles más!

También te podría gustar...

Deja un comentario