RETROcediendo en el tiempo #91: Puyo Puyo (1992)


En 1991 -como muchos juegos importantes de nuestra vida-, se publicó “Puyo Puyo”, un curioso título que, curiosamente, no hizo su debut en una máquina recreativa como, al menos yo, estoy acostumbrada a ver. “Puyo Puyo” dio sus primeros pasos en MSX2.

 

Antes de ser conocido bajo el nombre que conocemos hoy a nivel internacional, fue conocido como “Dr. Robotnik’s Mean Bean Machine” en 1993 para las consolas de Sega. Dos años después se publicó “Kirby’s Avalanche“. Estos dos títulos, aunque son de otros personajes conocidos (Sonic y Kirby), son claramente el “Puyo Puyo” que nosotros conocemos, pero con villanos y héroes diferentes. Al principio, “Puyo Puyo” no ganó la fama que tiene hoy en día. Dio su gran salto cuando llegó a las máquinas recreativas.

Este adictivo título creado por Compile en 1991 surgió de las influencias ochenteras de Tetris y Dr. Mario. Si os fijáis en el longplay que encontraréis al final de este artículo, su mecánica es muy similar. Es como una fusión de estas dos entregas cogiendo lo mejor de cada una: competitivo más unión de colores con un toque especial. La diferencia, además de las piezas que usaremos -son adorables-, es que no es preciso que estén en la misma línea horizontal o vertical para que desaparezcan. Tanto con un jugador como con dos será una competición, pues con un jugador nos enfrentamos a la máquina. Otra diferencia es que “Puyo Puyo” tiene historia.

“Arle Nadja emprende camino para evitar que Satán cumpla sus malévolos planes. Para ello, se enfrentará a 12 rivales en batallas Puyo en el que pierde el primer en llegar al tercer espacio del extremo superior de su espacio de combate.”

En el modo Historia (un jugador) podemos elegir tres niveles: fácil, intermedio y difícil. En el primero nos enfrentaremos a tres contrincantes de entrenamiento para ir cogiéndole el gustillo. En el segundo libraremos las doce batallas y en el tercero empezaremos desde el cuarto contrincante. A mí, personalmente, me parecen los tres niveles prácticamente igual de difíciles.

Los puyos son adorables criaturas gelatinosas con ojos y forma de gota o alubia de diferentes colores. También veréis unos puyos sin color. Estos aparecen en nuestro tablero cuando el contrincante hace desaparecer un grupo de puyos. Cuantos más puyos haga desaparecer con los combos, más difícil será el duelo. Para quitarlos debemos hacer desaparecer los puyos que coloquemos adyacentes a ellos. Os aseguro que cada batalla es más difícil que la anterior…

Mis conclusiones

Hacía tiempo que tenía “Puyo Puyo” en mi lista de pendientes para esta sección. Debido al reciente lanzamiento de “Puyo Puyo Tetris” me dieron ganas de jugar y de hablar de él. Y aquí estamos.

En principio, “Puyo Puyo” no tiene ninguna moraleja excepto la típica de “lucha por lo que quieres” o “todo esfuerzo tiene su recompensa“. Es simplemente un juego para entretenerse y poner a prueba tus dedos y tus ojos. Es un título que requiere una gran habilidad. Al principio es muy frustrante porque no paras de perder y acabas hasta el moño de escuchar todo el tiempo el mismo sonidito -tengo el “lalalá” de la sirena esa metida hasta en las pesadillas xD -, pero no hay mejor sensación que la de ganarles. Sobretodo si estabas a un segundo de perder. Sabes que puedes estar orgulloso porque no te lo ponen fácil.

Y como la sirena, me despido cantando mientras reveo con vosotros este longplay. Os encantará la música.

https://www.youtube.com/watch?v=-rq3KpS__xU?rel=0

Laura Ginestar

Todos dicen que soy friki pero yo me considero más bien otaku. Me encanta Kingdom Hearts, el gore, el shoujo y Vocaloid. Pienso que la vida sin anime, libros de fantasía o videojuegos sería MUY aburrida. Gracias a que en casa tenía una NES y al anime que se televisaba he podido conocer este mundo en 2D. No tengo preferencias en consolas y, para mí, lo más importante en los juegos no es que tenga unos supergráficos sino una historia que te llegue al corazón.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas