RETROcediendo en el tiempo #68: Rampage World Tour (1997)

retrocediendo-en-el-tiempo-68-rampage-world-tour-playstation-bannerDisparos, demoliciones, asesinatos y destrucción son las palabras que resumen «Rampage World Tour». La saga Rampage comenzó como un simple juego que encontrabas en los salones recreativos, te transformabas en un mono y empezabas a destruir edificios. Quién diría que tuviera el éxito que ha tenido… Es un título perfecto para desahogarse después de un día estresante.

 

rampage-world-tour-georgeDebutó en 1986 y su desarrollo estuvo al cargo de Bally Midway. La entrega de hoy, «Rampage World Tour» para Sony PlayStation, se publicó en 1997. Este juego 2D tuvo, desde su primer día, la opción de jugar con varios jugadores, hasta un total de 3 (multijugador). Cada uno será un animal diferente. Tenemos la opción de elegir George, el gorilla, Lizzie, el dinosaurio, y Ralph, el hombre-lobo -sinceramente, a mí me parece una rata-. Los más conocidos son los más conocidos.

«En un principio, eramos humanos. Por desgracia, los experimentos que realizaron con nosotros en Scumlabs, no salieron como estaba esperado y nos transformamos en monstruos gigantes. Desde entonces, nuestra única meta en la vida es destruir ciudades y devorar personas. ¿Cuántas ciudades serás capaz de destruir antes de que los militares terminen contigo? Si no te envenenas antes de que te atrapen…»

Aunque parece que solo podemos ir por la calle devorando personas, también podemos subirnos a los edificios y trepar por ellos. Los comandos son muy sencillos: saltar y golpear. Al golpear en las ventanas de los edificios, podemos encontrar objetos que nos recuperan vida o que nos la quiten y más personas para sumar más puntos en nuestro contador. Saber qué productos podemos comer se ve por lógica. Podemos comernos un muslo de pollo, pero no un cartucho de dinamita. Al mismo tiempo que intenamos destruir los edificios, lo cual es nuestro objetivo para pasar a la siguiente fase, deberemos esquivar los disparos de los helicópteros militares y demás obstáculos que nos pondrán. Podremos nadar por el agua cuando nos encontremos un puente, pero nos ralentiza mucho y es recomendable cruzarlos lo menos posible, ya que se rompen enseguida.

Poco más se necesita saber para jugar a este desestresante juego. Si, antes de probarlo vosotros mismos, queréis ver un pequeño gameplay, al final del artículo tenéis 15 minutos para informaros un poco más.

 

Mis conclusiones

rampage-world-tour-ralphLos títulos de violencia no tienen por qué ser malos. Simplemente es saber diferenciar entre lo que puedes hacer en tu vida diaria y lo que no. Los videojuegos son una vía de escape para liberar toda la tensión que acumulamos por el estrés de un día intenso. Lo mismo sucede con las entregas de carreras. No puedes ir por la autopista o por la ciudad a 300 km por hora. Por eso tenemos videojuegos para correr.

Si hay que buscar una enseñanza a la saga «Rampage» creo que sería que no es bueno experimentar con seres vivos con productos que desconoces ni tampoco sabes si tiene efectos secundarios. Por supuesto que debemos evolucionar y aprender a utilizar nuevos objetos de la naturaleza, pero sin ponernos en un alto riesgo. Si abusamos de ello, puede desencadenar en un terrible destino para la humanidad. En «Rampage» lo llevan al extremo transformando a tres «sujetos de laboratorio» en monstruos que destruyen las edificaciones del planeta y extinguen la raza humana.

https://www.youtube.com/watch?v=35B-Xe2aC0A?rel=0

Laura Ginestar

Todos dicen que soy friki pero yo me considero más bien otaku. Me encanta Kingdom Hearts, el gore, el shoujo y Vocaloid. Pienso que la vida sin anime, libros de fantasía o videojuegos sería MUY aburrida. Gracias a que en casa tenía una NES y al anime que se televisaba he podido conocer este mundo en 2D. No tengo preferencias en consolas y, para mí, lo más importante en los juegos no es que tenga unos supergráficos sino una historia que te llegue al corazón.

Latest posts by Laura Ginestar (see all)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas