RETROcediendo en el tiempo #60: Bank Panic (1987)

RETROcediendo-en-el-Tiempo-60-Bank-Panic-Master-System-Banner

En 1984, llegó al mercado un videojuego arcade-shooter en el que tú eras el sheriff del pueblo y tenías que proteger el banco en que todos los habitantes guardaban su dinero de los malhechores que pudieran venir. Para ello, manejabas una pistola que podías usar libremente. Solo necesitabas saber en qué momento debías usarla para no terminar herido o despedido.

 

banc panic - hero«Bank Panic»  fue desarrollado por Sanritsu y publicado por Sega. Posteriormente a su lanzamiento en máquinas recreativas, llegó a las consolas domésticas. Entre ellas se encontraba la querida Sega Master System, lanzada en 1987. No tenía la calidad en detalles que la versión original, pero no le tenía nada que envidiar. Hoy os traemos esta versión en concreto y esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotros en su día -y hoy en día, todavía-.

Este título tiene un par de juegos clónicos que también fueron lanzados para distintas plataformas. Estas son ‘West Bank’ y ‘Band Bank!’. El hecho de que hubieran clones de un juego, era bastante habitual en la época. Cabe destacar que hoy en día es cuando más se nota esto.

«Asumimos el papel de sheriff del viejo oeste. Debemos proteger con nuestra propia vida la seguridad del banco principal del pueblo, así como a los clientes que vienen a depositar su dinero. Hay mucho malhechor suelto y pueden intentar atracar el banco, incluso traer un rehén con ellos. En una emocionante y frenética sala en la que nos aseguraremos que el banco sigue obteniendo ingresos a diario y que reina la paz, nosotros seremos los protagonistas que harán que esto sea una realidad día tras día.»

banc panic - cuidadoTenemos un tiempo limitado para cumplir el objetivo de cada día que se refleja en la barra roja en la parte inferior de la pantalla. Si se termina, perdemos una vida. Hay múltiples formas de perder vidas y solo nos conceden 3 al empezar la partida. Podemos disparar sin querer a una persona inocente, nos puede disparar un ladrón -siempre me ha hecho gracia cómo muestran que te han disparado dejando tu marca en la pared como si hubieras hecho un ángel en la nieve- o nos puede explotar una bomba de las que se colocan aleatoriamente cada cierto tiempo.

En la parte superior de la pantalla vemos lo que necesitamos para controlar dónde aparecen las bombas, cuánto queda para que aparezcan y en qué puertas hay gente esperando para ser atendidas. En la parte central, tenemos un contador. El tiempo que aparece es para las bombas. Se destruyen disparando en la puerta en que están colocadas. Para saber cuánto queda para que reviente, nos aparecerá un contador en el reloj de pared del centro que contará de 99 a 0 a una velocidad moderada.

En las puertas que ya hayamos obtenido un saco de dinero nos aparecerá el símbolo del dolar en el cuadrado blanco correspondiente. El objetivo del nivel es obtener al menos un saco de cada una de las 12 puertas. Para saber a qué puertas debemos mirar, hemos de fijarnos en las rayas amarillas. Si las miráis, veréis de arriba hacia abajo irán volviéndose rojas. Esa raya roja es una persona. Cuando se encuentre en la parte más baja, es que ya hay alguien banc panic - dineroesperando. Puede ser tanto buena como mala, así que abrid bien los ojos y preparad los dedos para reaccionar a tiempo de la forma que proceda.

Además de los sacos que traen los clientes, podemos obtener puntos de otras maneras. Al disparar a un ladrón obtendremos puntos. Según de qué ladrón se trate, nos puede dar más o menos puntos. Por cierto, cuidado con el inocente que es casi igual al típico ladrón que nos sale desde el primer nivel. También nos puede aparecer un niño con un montón de sombreros en la cabeza. Dispararemos repetidas veces antes de que se vaya -se ve que va con prisa porque desaparece enseguida- para conseguir tantos puntos como nos permita. El último objeto que está debajo de todos los sombreros puede ser un saco de dinero o tiempo extra para cumplir el objetivo del día.

Mis conclusiones

Es un juego perfecto para practicar nuestros reflejos. Es un título que juego desde pequeña y me sigue gustando tanto como el primer día. A día de hoy me sigue resultando un desafío y eso es uno de los puntos a favor que tiene para mí. Hay momentos en que, como los ladrones suelen tener un contador sobre sus cabezas con un tiempo muy reducido, no sabes si apretar el gatillo o dejarlo pasar porque hay un habitante que es clavado a uno de los ladrones, con el pañuelo incluido y todo. ¡Incluso la mujer puede ser un ladrón disfrazado! Es un juego en que no hay que fijarse en las apariencias porque engañan, sino en si ves un saco de dinero además de escuchar atentamente todos los sonidos.

Como siempre, aquí tenéis un vídeo, tal y como traigo últimamente se trata de un longplay, para que disfrutéis del juego el tiempo que vosotros gustéis. A lo mejor, al pasar un minuto de vídeo os da ganas de jugarlo vosotros mismos. 😉

https://www.youtube.com/watch?v=Y1dOtpk5IWA?rel=0

Laura Ginestar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas