RETROcediendo en el tiempo #53: Deep Duck Trouble (1993)

RETROcediendo-en-el-Tiempo-53-Deep-Duck-Trouble-Master-System-banner

En 1993, llegó otra aventura para el famoso Pato Donald. En esta ocasión, su misión es ayudar a su tío Gilito con una maldición -la avaricia le puede-. Para ello, recorrerá 6 niveles diferentes con personajes animales secundarios conocidos por los dibujos animados clásicos de Disney los cuales serán los enemigos de Donald. Tras cada expedición en busca de la solución, se meterá en más de un problema donde verá su trasero en peligro.

 

Deep Duck Trouble Starring Donald Duck” se desarrolló y distribuyó por Sega en 1993. Este juego se publicó para Sega Master System y Sega Game Gear. Pertenece al género de plataformas.

Deep Duck Trouble - gilito“El tío Gilito cogió “prestado” un medallón. Lo que no se esperaba es que estaba maldito. Debido a la maldición que éste conllevaba, se hinchó como un globo y Donald se tuvo que poner manos a la obra para devolverlo a la normalidad. Para recuperar al tío que todos conocemos, tenía que encontrar 4 tesoros y llevarlos hasta una estatua en la que descansaría dicho medallón. Sin embargo, cada tesoro está en un lugar completamente diferente repartidos por toda una isla. Donald deberá recorrer cada lugar en busca de su objetivo.”

Esta entrega cuenta con 6 niveles. Los 4 primeros son para conseguir los tesoros en cuestión (una pluma de pájaro, una corona, un diente de oro y una joya), el quinto es para llegar a la sala final y la última es donde se encuentra la estatua que romperá la maldición. Como es habitual en los videojuegos de plataformas, encontraremos agua, hielo, lava, jungla y ruinas en estos niveles, cada uno con sus enemigos correspondientes apropiados a la temática del nivel. Además, cuentan con un jefe al final de cada uno donde Donald deberá de huir y esquivar los golpes o disparos de su rival.

Disponemos de 3 toques antes de morir y perder una vida. Se representan con unas pequeñas piedras ubicadas en la esquina inferior izquierda de la pantalla. Cuando morimos, tenemos la opción de continuar en el último punto de control -al inicio de fase de nivel- si tenemos vidas extra. Podemos saber cuántas tenemos con el número en la esquina superior izquierda de la pantalla. Para recuperar la vida perdida simplemente debemos alimentarnos con la comida que encontraremos en los cofres repartidos por cada nivel. También nos pueden dar vidas extra, las cuales se representan con un recuadro con la cara de Donald.Deep Duck Trouble - hielo

En nuestro camino, encontraremos bloques. Hay dos tipos: uno de piedra que sirve para derribar a enemigos o romper ciertos objetos o zonas del mapa -abre nuevos caminos o el camino que debemos seguir- y otras azules que se deslizan de un lado a otro sin descanso al golpearlas como si el suelo fuera de hielo.

 

Mis conclusiones

Algo que deberíamos tener todos en cuenta, como cuando apilamos libros en forma de torre -no penséis en un motivo para hacer esto. Simplemente lo hacemos xD-, es que si algo está bien, si se mantiene estable, ¡NO LO TOQUES! Déjalo como está para no causar otro problema o dolor de cabeza -por ejemplo, tener que recoger el mar de libros esparcidos por el suelo de la habitación-. Donald está claro que nunca aprende al respecto y siempre termina mal en todas sus aventuras -mirad el final para entender a qué me refiero con terminar mal-.

Por otro lado, no hay que ser avariciosos. Ya le pasó a Abu, el mono de Aladdin, que por tocar lo que no debía se metió en un problema gordo, y todo fue por la codicia, por querer tener más. Por supuesto que está genial tener de vez en cuando un caprichito o cuando te encuentras con un billete por la calle. No obstante, no es correcto quedarnos con todo lo que nos encontramos si sabemos quién es su dueño. Este fue el error del tío Gilito -y también de Donald- por llevarse lo que era propiedad de otros, se metieron en un gran apuro.

Sin más dilación, aquí os dejo un longplay de la versión para Sega Master System y así poder disfrutar de este juego y de su música.

https://www.youtube.com/watch?v=R4HsAsMy1D8?rel=0

Laura Ginestar

Todos dicen que soy friki pero yo me considero más bien otaku. Me encanta Kingdom Hearts, el gore, el shoujo y Vocaloid. Pienso que la vida sin anime, libros de fantasía o videojuegos sería MUY aburrida. Gracias a que en casa tenía una NES y al anime que se televisaba he podido conocer este mundo en 2D. No tengo preferencias en consolas y, para mí, lo más importante en los juegos no es que tenga unos supergráficos sino una historia que te llegue al corazón.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas