RETROcediendo en el tiempo #11: Dr. Mario (1990)

Retrocediendo-en-El-Tiempo-11-Dr.-Mario-Game-BoyNuestro querido Mario ha tenido muchos empleos: carpintero, fontanero, ahora es constructor (Super Mario Maker)… Pero también ha sido doctor. En este juego que os traigo hoy, Mario curará nuestro aburrimiento pero, en esta ocasión, lo hace solo sin ninguna ayuda más que nuestra habilidad apretando botones.

 

Este juego ha tenido múltiples versiones, empezando por la Nintendo Entertainment System (NES) y Game Boy hasta llegar a la Wii. La versión de Super Nintendo Entertainment System (SNES), “Tetris & Dr. Mario”, consiguió el sello Player’s Choice por vender 1.000.000 de unidades. Fue tal el éxito de este juego que incluso tiene su propia galería de arte, y aparece el doctor Mario en la revista Club Nintendo de México para resolver dudas y responder preguntas sobre videojuegos.

Ha aparecido en distintos juegos. En la saga de Wario Ware hay minijuegos basados en Dr. Mario. También, las bacterias aparecen en el RPG “Mario & Luigi: Superstar Saga” como enemigos. Además, el propio Mario con su uniforme de médico aparece en el famoso “Super Smash Bros. Melee” de Nintendo GameCube y en el actual “Super Smash Bros.” De Nintendo 3DS y Wii U. Por último, sin ir más lejos, aparece escondido en el juego “Más Brain Training” bajo el nombre de “Bactericida”.

Bacterias en la versión NES

Bacterias en la versión NES

Este es un videojuego de lógica muy sencillo de entender en el que su único objetivo es el de conseguir eliminar todas las bacterias halladas en un frasco utilizando píldoras. Un poco al estilo Tetris. Nos encontramos con 3 tipos de bacterias: las negras, las blancas y las moteadas –pensad que es una versión en monocromo. En la versión de NES son rojas, azules y amarillas–. Tenemos que unir 4 piezas o bacterias del mismo tipo vertical u horizontalmente para eliminar a nuestro(s) enemigo(s). Para combatirlos, tenemos un total de 6 combinaciones diferentes de cápsulas. En la versión de mesa para la NES, debemos terminar con éxito 21 niveles mientras nos movemos por 16 filas dentro del frasco. Sin embargo, en la versión portátil de Game Boy –versión de la que estamos hablando– tenemos 20 niveles y 15 filas en el frasco. En el primer nivel eliminamos 4 bacterias y en el nivel 20 nos encontraremos con 84 bacterias por eliminar. Hay que evitar a toda costa que se nos quede alguna píldora fuera del frasco o que se superpongan en la parte superior porque, en tal caso, habremos perdido la partida y estaremos infectados.

Antes de empezar a jugar el juego nos ofrece la opción de elegir el nivel en el que queremos empezar, la velocidad de las píldoras (baja, media o alta) y la música (Fever, Chill o ninguna). Para aumentar el nivel de diversión que este juego puede alcanzar, éste cuenta con un modo multijugador para dos personas en el que demostraremos nuestra habilidad durante 3 rondas y decidir quién es el más rápido.

Mis conclusiones

Siempre va bien tener a mano un juego de este estilo, en el que seguimos una mecánica y no debemos hacer funcionar todo el cerebro consiguiendo, de esta manera, relajarnos y pasar un rato agradable y, para qué negarlo, de puro vicio.

Inconscientemente, con este juego “matamos” lo malo que nos rodea (bacterias) para limpiar nuestra mente (frasco). Es como una terapia a través de un videojuego. Es un modo de decir: “saco todo lo malo que hay en mí y me quedo con lo bueno”. La gente que nos hace daño es llamada por algunos doctores como “gente tóxica”. En este juego matamos a las bacterias con medicina que, teóricamente, es algo bueno, es algo que nos sienta bien. Con esto podemos llegar a la conclusión de: para deshacernos de nuestros males debemos mostrar que estamos bien, ser optimistas, es decir, lo que más duele a tu enemigo es ver que estás bien y que no es una amenaza para ti.

Para entender mejor el funcionamiento del juego, aquí tenéis un gameplay en el que podréis ver el nivel más difícil del juego:

https://www.youtube.com/watch?v=TyesS0S38g0?rel=0

Laura Ginestar

Todos dicen que soy friki pero yo me considero más bien otaku. Me encanta Kingdom Hearts, el gore, el shoujo y Vocaloid. Pienso que la vida sin anime, libros de fantasía o videojuegos sería MUY aburrida. Gracias a que en casa tenía una NES y al anime que se televisaba he podido conocer este mundo en 2D. No tengo preferencias en consolas y, para mí, lo más importante en los juegos no es que tenga unos supergráficos sino una historia que te llegue al corazón.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas