RETROcediendo en el Tiempo #137: Super Pang (1990)

RETROcediendo en el Tiempo #137: Super Pang (1990)

Todos en algún momento hemos jugado a algún juego de la franquicia Pang. Sea en una máquina recreativa, en alguna consola o incluso en el smartphone. Unos con el juego físico y otros mediante emulador con una rom. En lo que sí podemos coincidir todos es en que Super Pang es como llegar a una fiesta de cumpleaños y empezar a reventar todos los globos de la sala. Y es de lo más placentero y desestresante -si se lleva bien y no se descontrola, claro-.

 

Super Pang empezó sus andanzas en 1990 en una máquina arcade. Posteriormente, fue lanzado para Super Nintendo Entertainment System y para PlayStation. Fue desarrollado por Mitchell Corporation y distribuido por Capcom. Este título lo podréis encontrar bajo dos nombres: Super Buster Bros. en América y como Super Pang en el resto del mundo.

Hay quien dice que Pang, el título original de la saga, está inspirado en Cannon Ball de Hudson Soft, lo cual podría ser muy posible. He estado investigando un poco y en ningún lado veo que esto estuviera confirmado, pero todo el mundo dice que esta entrega es la predecedora de esta saga. Si me equivoco, por favor, dejádmelo en los comentarios. Me interesa mucho saberlo. En otras palabras, Mitchell Corporation agarró ese juego tan cuco y lo mejoraron haciéndolo más largo, más completo y más bonito.

¡Llegó la invasión de las bolas suavecitas! ¿Y quién va a solucionarlo? Lo adivinaste: unos niños muy chiquitos, los hermanos Buster. Porque un adulto no se puede encargar de una tarea de vida o muerte. Para mí que a los niños les ponen algo en el petit suise. A estos hermanitos les tocará dar la vuelta al mundo visitando diferentes localizaciones famosas para exterminar a los aliens con apariencia de burbujas para salvar a la humanidad. Las pompas que nosotros hacemos en casa son de jabón, pero ¿qué contendrán estos alienígenas para dividirse en partes más pequeñas de sí mismas en lugar de explotar con los disparos?

Los dos modos de juego disponibles Este es el mapa de la versión arcade

Visitaremos zonas de lo más variadas, pasaremos el día en ellos -sí, hay escenarios de día y noche-, probaremos varios tipos de armas de lo más variadas y veréis pompas que desafían las leyes de la física.

Hay 15 localizaciones en la versión de Super Nintendo (17 en arcade). Tendremos dos modos de juego: Panic Mode (99 niveles a un crédito) y el Tour Mode (este sería el modo historia, el cual tiene 40 pantallas en total).

Empecemos explicando el Panic Mode que es el más rápido. Nos dejan en un rectángulo vacío con un fondo que nos alegre un poco el día y las pompas irán cayendo del techo según vamos rompiendo las que ya tenemos en pantalla y vamos subiendo de nivel. Solo tenemos un crédito. No obstante, tendremos 3 vidas que podremos ampliar con la puntuación y no aparecerán burbujas hexagonales; solo las redondas de toda la vida.

Este es el modo en el que pones a prueba tu maña con la pistola. La única ayuda que tendremos es la burbuja con estrella, que puede paralizar momentáneamente las demás burbujas o puede reventarlas todas haciéndolas pequeñitas. Hay que saber usar bien esta ayuda, porque nos puede convertir el mapa en una pesadilla.

En el Tour Mode el escenario va cambiando, tanto el fondo como las decoraciones, según vamos avanzando de nivel. Nos darán armas para elegir e ítems de ayuda -o de discordia-. Tendremos puntos que cada X cantidad nos darán vida extra. Pero no todo es bonito, porque tendremos tiempo para pasarnos el nivel de forma pacífica. También aparecerán burbujas hexagonales, que rebotan según cómo tocan la pared, ya que tienen esquinas. Algo así como el salvapantallas de Windows XP.

Tour mode (con pompas hexagonales) Panic mode

Para este modo de juego nos viene bien tener diferentes factores en cuenta. Al cumplir ciertos requisitos que según el nivel va variando, nos aparecerán frutas en el mapa. Estas nos darán puntos que nos ayudará a conseguir vidas extra. Los pájaros funcionan de forma parecida. Aparecen al cumplir ciertos requisitos y nos dan puntos al acertarles con la pistola. Por último, los dragones nos ayudan a explotar bolas a más pequeñitas y se comen las que ya están en el menor nivel, aunque eso no nos da puntos. Para que nos dé puntos, tenemos que dispararles y empujarles cuando estén atontados y las bolas que rompen pequeñitas nos darán puntos.

Seguramente, alguno de estos objetos/enemigos no aparezca en esta versión. Como ya sabemos, se suele capar un poquito las versiones de sobremesa para poder aportar una buena experiencia de juego en un cartucho con espacio reducido. Nunca conseguí sacar los dragones y los pájaros, pero las frutas, sí. Lo que sí tiene la versión de Super Nintendo son las botas de nieve para no resbalarnos. Además, según el nivel de dificultad que elegimos, un mismo escenario puede variar, al igual que los créditos que tenemos para seguir jugando.

Mis conclusiones

Super Pang (y toda la franquicia) nos enseña que hay que actuar rápido, no quedarnos en los laureles. Sin embargo, tampoco hay que precipitarse. Cada situación y decisión tiene su momento apropiado.

Si queréis conocer la versión arcade de la primera entrega de la saga, pincha aquí: Retroarcade Pang

Y en resumen, esto es todo. Un juego sencillito que puede entretenerte durante horas sin cansarte. Puede que parezca repetitivo, pero solo por intentar conseguir superar tu récord, el hecho de ver la misma escena durante 2 horas te dará igual. Me pasó hace unas semanas probando el modo Panic. ¡No me arrepiento de nada! Abajo tenéis el longplay del modo Tour por si os apetece verlo:

Laura Ginestar
Últimas entradas de Laura Ginestar (ver todo)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: