ReLive y vuelta a los orígenes

ReLive y vuelta a los orígenes

 

IMG_0916

 

La verdad es que iba a Madrid Games Week sin ninguna expectativa, sin ningún prejuicio. Solo quería que todo saliera bien, que todo triunfara, tanto por el mercado de los videojuegos en este país, que si va bien, nos va bien a los que buscamos un futuro en esto, como por los organizadores, que se les podía notar la ilusión que habían puesto en el proyecto cuando hablabas con ellos. Por eso quizá mi visión es más neutra, más taimada. Por eso y porque soy un jugador de PC, para qué nos vamos a engañar. 

Pero lo que recibí a cambio fue diferente.

 Consiguieron que saliera con ganas de tener una de esas dos en mi salón. Quizá me decantaría por la compañía verde tras mi experiencia, y todo empezó recibiendo una paliza de alguien que habla como un famoso cantante.  

Killer Instinct 

Lo primero en impactarme fue volver a coger un mando después de tanto tiempo. La semana que viene hubiera hecho once meses que no cogía un pad. Mis manos se habían acostumbrado ya a dispositivos con sensor de movimiento, a las portátiles, a las pantallas táctiles y al teclado y al ratón, y no recordaban lo que era un buen mando, ni pulsar dos botones juntos después de hacer una media luna para pegar una buena paliza a ese puñetero lobo. Porque al final gané yo la última partida, que es la que más duele. 

Después fue el turno de Ryse: Son of Rome, juegazo deslumbrante, y de Dead Rising 3, entretenido, adictivo y variado donde los haya. También pasé por la zona azul probando varios juegos indie con ideas muy ingeniosas y potentes, además de aderezarlos con un poco de Assassin’s Creed IV, Battlefield 4 y Call of Duty: Ghosts, asombrosos todos y muy ricos en detalles, a diferencia de sus versiones ya en el mercado.

 Pero lo mejor estaba por llegar, justo en el stand siguiente a estos, con la compañía Mountain. 

Mountain . M2 . M1
Stand de Mountain Mi mayor descubrimiento de Madrid Games Week Lo quiero T_T

 

No solo me llevé una preciosa camiseta y participé en la competición de Grid 2 en una pantalla brutal desde el sofá (con un pésimo resultado, que no diré para no hacer más el ridículo de lo que lo hice), sino que probé lo que para mí es el futuro: ¡Oculus Rift! Sí; es todo lo que hemos visto siempre en películas, series, hasta en House. ¡El famoso casco de realidad virtual! Es una sensación extraordinaria, sublime, poder moverte con el personaje y utilizar la cabeza para mirar a todas partes. Es inenarrable la sensación de sentirse dentro, allí, redivivo en el juego, y mirar hacia el cielo mientras oyes las carcajadas de los que están esperando en la cola. Es separar la cabeza del mando, un paso más hacia la inmersión total. ¡Yo quiero una de esas! Bueno, y ya puestos a pedir, también una de esas torres maravillosas con tres tarjetas gráficas y uno de esos monitores 4K. Bueno, y el sofá también. 

En el stand de Nintendo, un paso más allá en el pabellón 8, pude probar todos los Marios y Zeldas, además del Project X Zone (que me lo compraré porque me encantó). Fue muy agradable ver que por fin se le dedica espacio y publicidad a Fire Emblem ^_^

Jaja, pero por lo que de verdad destacó, además de por el karaoke infernal de la Wii U, fue por ser la única que regalaba un mínimo de merchandising, y porque me pude hacer esta foto: 

 Pokémon

 La zona retro también me gustó bastante, y ya me ha entrado el gusanillo de tener una de esas mini recreativas tan chulas, pero seguro que mis compañeros se han metido a fondo con el tema, y tenemos varias entrevistas, así que no veo necesidad de repetirme. Solo destacaré el precioso póster de Zelda que se compró aquel que perdió la última partida a Killer Instinct a manos de Thunder, muahahahahaha… 

Por último quería destacar dos cosas que me sorprendieron de forma muy positiva: la conferencia de Castlevania: Lords of Shadow 2, con Wally el Perillas; y la gran implicación de los cosplayers, tanto los contratados como los que iban por amor al arte. Porque sí, es arte, y quien no lo crea que vaya a Madrid Games Week 2014 y lo vea con sus propios ojos. Y si pueden ir con el equipo de ReLive, os aseguro que mucho mejor.

zombie . Legion . Dark Souls 2
Un amor de zombie, de verdad Estaban esperando a Jose por si perdía por tercera vez.
Afortunadamente para él no fue así 
¡¡¡UAAAAARGHHHHH!!!
Javier Sánchez
Últimas entradas de Javier Sánchez (ver todo)
A %d blogueros les gusta esto: