Manga recomendado: Yajirobee

A pequeños sorbitos Haru va entrando en la edad adulta, aunque para los ojos de su padrastro sigue siendo una niña de la que se hace cargo desde que su madre falleció hace diez años.

 

Parece que vienen cambios para Seiji y Haru, poco después de acudir al funeral del abuelo de Seiji, y de que Haru se percatara del odio que respira la familia de su padre adoptivo hacia ella al no haber aceptado nunca la relación de Seiji con su madre, han de hacer frente al desahucio de su apartamento al que van a derrocar.

Entre esta incertidumbre, Haru comienza a tener una nueva perspectiva de las cosas y a madurar mientras vive expectante de su futuro sin desprenderse de la melancolía al recordar las ausencias y, a su vez, florecen nuevas y viejas amistades y relaciones que se entrelazan

La magia que desprende Yajirobee se basa principalmente en la sencillez de la historia, una historia que sobrevuela como una suave brisa las vidas de sus protagonistas y el micro universo que se establece entre padre e hija y el resto de protagonistas que orbitan a su alrededor, y como la relación de los protagonistas empieza a cambiar. El dibujo luminoso, a veces difuso y emborronado con un trazo sutil acompaña ciertamente a la historia

Aiji Yamakama su autora debutó en 2001 con la obra Kimi o Omou, para la editorial Shueisha, ganó cierta popularidad con la adaptación al papel de la obra del novelista inglés de género infantil y juvenil Alex Shaerer, Bootleg (2003) que además de ser llevada a la pantalla por la BBC fue como decimos adaptada al manga y al anime como Chocolate Underground. Yajirobee conocida internacionalmente también como Balancing Toy, fue publicada en el 2010 y su historia abarcó dos volúmenes.

En este caso, Milkyway ha sido la editorial que se ha hecho con la licencia y acaba de publicar recientemente su primer volumen en el mercado español.

Sígueme en

Alejandro C. López

Desde pequeño he estado rodeado de cómics y siempre me gustó dibujar, así que con el tiempo me hice diseñador e ilustrador y para redondearlo acabé teniendo una tienda de cómics. Así que entre lápices, ordenadores y tebeos me paso los días.
Alejandro C. López
Sígueme en

Latest posts by Alejandro C. López (see all)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas