Manga recomendado: Berserk

Berserk, de Kentaro Miura, es un seinen de corte fantástico medieval que actualmente cuenta con 39 volúmenes en Japón y que comenzó a editarse en 1988. Es un cómic con un estigma, como el que lleva Guts bajo la nunca, y que contaremos más adelante para los que desconozcan a qué me refiero.

 

La historia de Guts comienza de forma simple; un guerrero al que le falta un ojo y parte del brazo -puede llevar como una mano o una ballesta-, rudo, seco, callado y brutal en cuanto a su forma de pelear y de ser. Lleva un arma llamada  Matadragones, una espada de tamaño considerable que maneja como si tal cosa. Por circunstancias lo acompaña Puck, un elfo -más como un hada-, de pequeñas dimensiones que le da cierto humor a la serie.

Pero Guts tiene la capacidad de ver seres que vienen de otro mundo, uno oscuro y maligno, que no paran de atacarlo. El estigma que lleva en el cuello, bajo la nuca, es lo que hace que no pueda escapar de ellos y lo conviertan en un hombre maldito.

Podríamos decir que Berserk tiene dos arcos argumentales importantes, el presente de Guts y el pasado de Guts, donde conocemos desde que nace -de una forma ciertamente… curiosa-, hasta el momento que se convierte en el Guts actual. En este periplo de tiempo hace amistad con el resplandeciente Griffith, que es todo lo contrario que él. Un líder nato, atractivo, fuerte pero que quiere cada vez más poder. Se forma entonces la Banda del halcón y se van sucediendo las cosas hasta que culmina en un momento terrible, que obviamente no voy a contar.

El otro arco es el que ya hemos contado, y después continúa con el presente donde ya conocemos las motivaciones que mueven a Guts para cumplir su venganza. En este periplo conocerá nuevos personajes que lo ayudarán.

Es importante hablar del Beherit; una piedra con forma de huevo que tiene rasgos faciales muy picassianos -cada uno por un lado-. Es la llave entre el mundo terrenal y el astral. Para activarlo -se formaría su verdadero rostro-, hay que sacrificar lo que más se ama a cambio de volverse un Dios, pero perdiendo totalmente la humanidad. Estos Dioses son los Apóstoles y son el verdadero mal.

¿Y por qué la serie se llama Berserk? Bueno, los berserker eran guerreros vikingos que entraban en combate bajo un trance psicótico, casi insensibles al dolor, fuertes y se lanzaban al combate con furia ciega -podéis buscarlo en Wikipedia-. De ahí vendría la palabra Berserk, y más adelante conoceremos la armadura negra, así nombrada, que proporcionará fuerza ilimitada a Guts. Sin embargo tiene un lado negativo; absorbe a la persona casi hasta el extremo lo que la convierte en un peligro para el que la lleve.

En cuanto al dibujo, estamos hablando de una serie de hace 30 años, por lo que al principio os parecerá un tanto antiguo, cosa que se os irá pasando en cuanto vayáis avanzando. Primero que la historia absorbe, y segundo porque el dibujo mejora exponencialmente hasta el punto de pensar que Kentaro Miura es el puto amo. Hablamos de una serie que está en curso actualmente. El grado de detalle es asombroso, la cantidad de seres astrales y terribles que es capaz de imaginar, sacados de cualquier obra de Lovecraft y hechos realidad.

¿Y cuál es el estigma de Berserk?

La primera edición fue en 1996, formato Comic Book, que es lo que se estilaba, y por planeta DeAgostini cómics. No tuvo éxito y solo se editaron el equivalente a dos tomos. Por entonces no le hice caso porque era muy joven.

La segunda en 2001, por la extinta Mangaline, que tuvo tantos problemas internos que en 2007 se fue al carajo y la

serie se quedó huérfana. El primer tomo no me gustó, luego me la dejaron y me los leí todos del tirón hasta comprármelos de golpe.

La tercera en 2011, Glénat/EDT nos dio la alegría llegando hasta el tomo 36 y reeditando los anteriores. Pero EDT también desapareció al perder las licencias que le daban dinero. Se pusieron a editar Berserk como locos, pero de una sola serie no se puede vivir, hasta que se volvió a quedar sin amo.

Y esperemos que a la cuarta vaya la vencida, y Panini -que tiene la solvencia actual de poseer los derechos de Marvel- pueda darnos Berserk para rato -sí, porque Miura se lo toma con calma-.

La edición de Panini es la Maximun, tamaño A5 (medio folio), y tomo doble a un precio de 15 € que no está nada mal, teniendo en cuenta que el tomo 37 que han sacado vale 10 € y es la mitad. El Maximun tendrá una periocidad bimensual. Está muy bien.

En cuanto al tomo 37, han seguido el diseño de EDT para que no desentone con los anteriores.

En definitiva, una obra imprescindible para los amantes de la fantasía y las buenas historias. Yo me lo vuelvo a comprar 😉

 

NOTA: Tenéis otra reseña del manga y el anime escrita por Alejandro C. López aquí.

 

 

Sígueme en

Laura B.

Soy aficionada a los cómics desde hace mucho, especialmente al manga japonés, e incluso fuí dibujante en otros tiempos. Me considero tan particular que he acabado por montar mi propia tienda de cómics y frikedades. Más de 20 años coleccionando y leyendo me avalan.
Laura B.
Sígueme en

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas