Juego recomendado: Dreamfall: The Longest Journey.

 

Dicen que todas las historias tienen un principio y un final. Puede que sea verdad en la mayor parte de los casos, pero, a veces, el principio y el fin son la misma cosa.

Zoe_hospital Así comienza la historia de Zoë Castillo. Así comienza Dreamfall: The Longest Journey, la secuela de la maravillosa obra de arte bautizada como The Longest Journey, de la que también podéis leer una buena recomendación aquí mismo.

Dreamfall es un videojuego que salió a la venta en 2006 para PC y Xbox, ambientado diez años después de su predecesor. La historia brota enunciando que así como empieza terminará, pero nada más lejos de la realidad. En esta entrega podremos disfrutar de una gran narrativa que germina de una preciosa aventura bien cerrada para convertirse en un árbol enramado lleno de finales abiertos. Sí, habéis leído bien. No cierra absolutamente nada de la trama. Pero si os animáis a atreveros con él ahora tenéis la ventaja de poder disfrutar este mismo otoño de su continuación, sin el largo sufrimiento de haber tenido que esperar ocho años eternos a que naciera Red Thread Games, estudio fundado por el director creativo responsable del origen de este linaje, Ragnar Tørnquist, encargado de dar vida a Dreamfall Chapters, la continuación de la onírica historia de Zoë Castillo.

Zoë es una chica normal que no sabe que hacer con su vida. Bastante más preparada que April Ryan, la protagonista de la anterior entrega, esta experta en biotecnología deja pasar su tiempo en Casablanca sin hacer absolutamente nada más que ver la tele e ir al gimnasio. Pero, como en todas las historias, algo creará un desequilibrio que provocará su inmersión en otro mundo, Arcadia, un mundo que ya exploramos en The Longest Journey, pero que esta vez podremos disfrutar en tres dimensiones y en tercera persona, bastante cambiado, aunque reconociendo con nostalgia cada palmo del mismo.

The Journeyman

Suele pasar que cuando un juego es llevado a la modernidad y la alta definición pierde su esencia, pero en este caso puedo decir bien alto y sin miedo a equivocarme que da gusto lo que han hecho con todos y cada uno de los escenarios. Recorrer las calles de Venice y reencontrarte con Charlie y con Emma provoca una sensación que pocos libros han conseguido crear en mí, y muy pocas segundas parte de ningún videojuego. ¡Y la puerta misteriosa sigue allí! Tener en cuenta estos detalles es lo que diferencia las sagas explotadas de las sagas con vida propia. Bueno, eso y el tener una nueva entrega cada seis u ocho años en lugar de cada medio.

Y, por lo visto, no soy el único que lo ha disfrutado antes de esperar a recibir en casa la tercera parte. Sí, imagino que todos los seguidores de este creador noruego habrán hecho como yo y habrán aprovechado el verano para volver a revivir las dos anteriores entregas, pero eso no siempre es una buena noticia. ¿Que por qué? Pues porque ayer conseguí ver en internet una tiendecita de Madrid donde tenían en stock un Dreamfall: The Longest Journey, con su cajita y todo (yo lo tengo digital). ¡Qué ilusión! ¡Iré a por él esta misma tarde, nada más salir del trabajo! “–Hola. He visto en su web que tienen en stock este juego, pero no lo veo por ningún lado. –Sí, déjeme que lo compruebe. Vaya, parece que se ha vendido esta misma tarde a las 16:14.” Así que si tú, maldito que estás leyendo esto, fuiste el que me robó mi juego… en fin, espero que lo disfrutes mucho. Yo seguiré buscando mi cajita. Pero que sepas que tengo una edición limitada de Dreamfall Chapters en camino. Muérete de la envidia.

Sí, la recomendación, que ya se me olvidaba, el objetivo de este artículo… Si quieres vivir una auténtica aventura donde te vas a sorprender, donde cada personaje es genuino, donde verás arte por cada esquina, donde encontrarás rompecabezas muy ingeniosos… si quieres continuar sintiendo el amor y el arte y la tecnología y la magia de Marcuria, Venice, Arcadia y Stark, hazte un gran favor y continúa con el camino más largo que en su día iniciaste, porque te puedo asegurar con toda mi honestidad que no te arrepentirás. Tienes que conocer la belleza de este mundo.

April DreamfallSe diferencia en gran medida de The Longest Journey porque Dreamfall es más oscuro, más maduro, más dejado, más carnal, más crudo. Tiene el encanto del anterior pero habiendo perdido la inocencia. Hay muchas más traiciones, muchos más planteamientos filosóficos. Así como April era un poco Alicia en el País de las Maravillas, Zoë es más Alice Madness Returns, sin la violencia, solo el concepto, ese toque de negrura. Y todo eso se refleja en el carácter de Raven… 

Zoë undreaming

Mientras espero a que llegue de una vez Dreamfall Chapters tú no te lo pienses y dale una oportunidad a Dreamfall: The Longest Journey, afortunado que aún no lo ha jugado.

Y, como en al artículo anterior, me despido con el tráiler de lo que lo nos espera a la vuelta de la esquina, a los también afortunados enamorados de la historia del Equilibrio. Y de su banda sonora, por qué no. Escuchad el vídeo y entenderéis todo.

 

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=fpY1zEkOznY]

Javier Sánchez

Amante de los videojuegos, y más que de ellos, de sus historias y guiones. Psicólogo de profesión con sueños de creación literaria. Seguidor incondicional de Ragnar Tørnquist, que me atrajo a este mundo gracias a su maravillosa saga "The Longest Journey", el súmmum de todo lo que me apasiona. Jugador de PC la mayor parte del tiempo, y habitante asiduo en cualquier MMORPG ^_^
Javier Sánchez
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas