Análisis: Never Split the Party

Hay muchos juegos que salen al mercado y nadie los conoce, otros que crecen poco a poco por falta de presupuesto o personal al ser creado por una empresa pequeña o nueva. Hoy queremos empezar a dar un poco de eco a Never Split the Party, juego que cuando salga la versión final, seguro que valdrá muchísimo la pena. Además, de momento es free-to-play. Hay que aprovechar.

 

Discord es una plataforma similar a TeamSpeak en la que puedes charlar con gente, tanto por escrito como por chat de voz en diferentes servidores (comunidades). Hay de videojuegos, hay de cine, hay de anime… Cada servidor puede estar enfocado a lo que el creador quiera. Como si es para  solo charlar del día a día o por motivos de clase. Por ejemplo, hay un servidor para el juego del que hablamos hoy. En él, puedes pedir una clave para la alfa cerrada que canjeas en Steam y puedes disfrutar de un juego gratis mientras lo testeas y le comentas a los creadores los fallos que hay y mejoras que tú crees oportunas. Además, puedes conocer gente nueva por el camino. Al mismo tiempo que tú disfrutas de un juego nuevo, ayudar a los creadores a encontrar los fallos y mejorarlo.

Never Split the Party es un videojuego que recuerda a The Binding of Isaac, con la diferencia de que vamos en equipos de cuatro personas. Tenemos que explorar una mazmorra y sus diferentes salas hasta llegar al jefe para conseguir pasar al siguiente nivel. Por el camino, podemos conseguir mejoras, mascotas que nos acompañan y ayudan y pociones para utilizar. No todas son beneficiosas. Unas nos sube el ataque y otras nos duplican las bombas, también hay que nos quitan todas las bombas y de las que nos bajan el ataque. Os concretaría colores, pero esto es aleatorio. Entre cada partida y cada jugador, su uso cambia. Por suerte, hay un objeto que te puede revelar para qué sirven en esa partida –yo todavía no sé usarlo, por cierto xD–.

El nombre de esta entrega al principio puede descolocar un poco porque obviamente no pasa nada si cada jugador va por su lado. En cambio, esto puede hacer que se compliquen las cosas. Hay cuatro profesiones, podríamos llamarle, que se reparten entre los jugadores.

  • Vitalist: El jugador que tenga esta “profesión” y los que estén en su misma sala pueden ver la vitalidad que tienen en ese momento.
  • Loremaster: Este miembro del equipo puede ver para qué sirven los objetos. Si los demás jugadores recogen un objeto cuando el loremaster no está en la habitación, no podrán saber para qué sirve (pero la podrán usar igual).
  • Cartographer: Este es el portador del mapa. Con él, podemos saber qué habitaciones nos falta por explorar, ya que salen los cuadraditos de color gris. A esto hay que añadir que las habitaciones amarillas son las que tienen objetos clave, las moradas son las tiendas y las naranjas son los jefes.
  • Treasurer: Sin este personaje en la sala no podemos saber cuántas monedas, bombas y llaves tenemos encima en nuestro inventario.

En mi opinión, el más importante es el loremaster para saber qué estás mejorando o empeorando de tus estadísticas y tu equipo en cada momento, pero realmente todos son necesarios. Sin un mapa, aunque las mazmorras no son muy grandes, puedes estar todo el rato dando vueltas por las mismas salas. Imaginad que en la versión final, las mazmorras tienen 30 salas en lugar de aproximadamente 10… Sin el vitalista no podemos saber si nos interesa resucitar a un compañero o no, ya que al resucitar a un compañero les entregamos medio corazón de nuestra vida. Sin el treasurer no sabemos cómo administrar de la forma más eficiente nuestras monedas en la tienda, no sabemos cómo organizar de la forma más provechosa nuestra estrategia lanzando bombas al jefe final del nivel ni sabemos si debemos “derrochar” llaves o si hay que ahorrar todo lo posible.

Por cierto, la partida no termina hasta que mueren todos los integrantes del equipo. ¿Por qué comento esto? El otro día cuando estábamos probando el juego por primera vez unos amigos y yo hubo un momento en que el Vitalist se tuvo que quedar AFK sin poder avisarnos desde el momento en que empezó la partida. Todo el tiempo estuvimos sin saber nuestra vida y cuando morimos los demás luchando contra el jefe, la partida dependía de él, pero no estaba realmente en partida. Podíamos estar allí eternamente. Por suerte, el juego detectó que no estaba jugando y lo echó de la partida pudiendo terminarla. Eso me gustó y me hizo sentir aliviada.

Hablemos un poco de cómo crear nuestra primera partida. Lo más lioso al principio es que debes crearte un personaje como si fueras a jugar en solitario y luego debes buscar partida. Pensábamos que podíamos unirnos a la partida de algún amigo o pedir que nos enviaran invitación, como en cualquier juego, pero no nos funcionaba (NOTA: ya se pueden enviar invitaciones. Lo arreglaron pronto). Ya os digo que todavía está en una versión muy temprana del alfa y tiene muchísimos detalles que mejorar. Al crearme el personaje echaba de menos un poco más de personalización: algún detalle más que diferencie el género, algún tipo de pelo más largo, poder poner diferentes formas del ojo… Aunque eso no es lo más importante. Una vez tenemos el personaje creado y entramos en una partida pública, tenemos que elegir el tipo de personaje que queremos. Hay distintos tipos, como luchador o clérigo, pero al principio solo tienes acceso a Fighter (luchador). Jugando subes de nivel y desbloqueas los demás tipos, pero son Premium, es decir, se pagan a parte.

La verdad que una vez consigues empezar una partida y no tienes problemas con que te desaparecen las puertas –nos pasó varias veces y ahora ya ocurre muy raramente gracias a la última actualización–, te diviertes mucho. Pasa como en otros juegos como Castle Crashers que mientras luchas hay mucho compañerismo, pero en cuanto hay objetos o dinero por recoger, empieza la carrera de tonto el último.

El movimiento del personaje es muy fluido, la música no se hace pesada a pesar de ser todo el rato lo mismo y los controles son fáciles de entender. Cuando estás en el limbo esperando a completar la party, te aparece en pantalla la lista de los controles. Mientras tanto, puedes practicar para cuando empiece la partida, estar listo y saber cómo manejar todo.

Este juego lo vamos a intentar seguir de cerca. Tendréis más videos de él donde lo veremos más en profundidad lo que ofrece, las mejoras que van introduciendo, si se puede seguir jugando más allá del primer nivel, si ponen objetos nuevos o arreglan bugs… Todas estas cositas las veréis. Cuando haya cambios importantes o suficientes arreglos pequeños como para escribiros por aquí las novedades, también las tendréis. Espero que sigáis el juego como nosotros y espero que algún día juguemos juntos.

Si queréis una clave del juego, simplemente preguntádnoslo por las redes sociales y os enviamos la invitación al servidor de Discord por mensaje privado para que la podáis pedir. En menos de un minuto la podéis tener sin problema.

Para terminar, os dejamos un video de nuestras primeras impresiones con Never Split the Party donde, a parte de los problemas para conseguir entrar todos en la misma partida, yo también tuve alguno externo que no tenía nada que ver con el juego. Si queréis ver directamente lo que ofrece el juego, empezad el vídeo a partir del minuto 26:


 

Nombre: Never Split the Party

Creador: Legend Studio

Precio: Gratuíto (DLC de pago)

Descarga:

 

Laura Ginestar

Todos dicen que soy friki pero yo me considero más bien otaku. Me encanta Kingdom Hearts, el gore, el shoujo y Vocaloid. Pienso que la vida sin anime, libros de fantasía o videojuegos sería MUY aburrida. Gracias a que en casa tenía una NES y al anime que se televisaba he podido conocer este mundo en 2D. No tengo preferencias en consolas y, para mí, lo más importante en los juegos no es que tenga unos supergráficos sino una historia que te llegue al corazón.

Latest posts by Laura Ginestar (see all)

También te podría gustar...

Deja un comentario